Cómo aplicar el corrector de ojeras

Aplicar corrector en tu rostro es uno de los pasos que no puedes dejar de lado en tu rutina de make up, pues de esta forma lograrás lucir un tono de piel parejo y sin marcas de cansancio en tu mirada, por eso, te enseñamos cómo aplicar corrector de ojeras, para que luzcas un rostro perfecto. ¡Qué esperas para aprender!

Escoge tu corrector ideal.

Existen muchos tipos de corrector, ¡pero no te abrumes! Aquí te dejamos una guía que te será súper útil para escoger el producto ideal para ti:

- Corrector en stick: Aplícalo sobre el área que quieras corregir y difumina suavemente con ayuda de las yemas de tus dedos. Prueba con Correct Stick, su gama de color consiste en 8 tonalidades diferentes, en este caso, al tratarse de tus ojeras, puedes probar con tonalidades que igualen un poco tu color de piel, usa Cover Stick 2 Light Beige si eres de piel blanca o intenta con Cover Stick 3 Medium Beige si eres trigueña o morena.

- Ahora que si tus ojeras son muy marcadas, entonces te recomendamos probar con el tono 8 Yellow Corrects Dark Circles, un corrector en tono amarillo perfecto para ocultar las manchas oscuras y darle de inmediato un toque de frescura a tu rostro.

- Corrector líquido: Es ideal si encuentras una base sin aceite que te ayude a igualar tu tono de piel y no tape tus poros, prueba con Fit Me Concealer, con 12 tonalidades que te dará la cobertura perfecta e ideal para cubrir las ojeras, dándole un color uniforme a tu rostro y ese toque de luz que necesitas.

- El corrector que amarás: Se llama Instant Age Rewind y además de cubrir perfectamente tus ojeras, también elimina al instante las arrugas que el cansancio puede provocar en tu mirada. Para usarlo como contour solo necesitas tener dos versiones de color, uno más dos tonos más oscuro que el tuyo y el otro más claro, incluso puedes ver en qué partes de tu rostro aplicar para lograr un súper look aquí.

Aplícalo sobre tu mirada: Pon un poco del corrector que elijas con ligeros “toquecitos” sobre la zona de las ojeras, toma una brocha de maquillaje y comienza difuminar poco a poco hacia tus mejillas, esto permite que el color tenga un acabado natural y fresco. Logrando que el color oscuro de tu mirada comience a desaparecer poco a poco.

¡Ahora estás lista para implementar tu rutina de maquillaje!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.