¿Quieres engrosar los labios? ¡Entérate de todo!

No importa que la naturaleza no haya sido generosa contigo al regalarte volumen labial. Con estos sencillos trucos importados de los make-up artists, sabrás cómo engrosar labios visualmente en cuestión de segundos. 

¿Labios finos? Descubre cómo aumentar su volumen con maquillaje

Paso 1: el delineado. Es recomendable perfilar el contorno por la parte exterior del labio. ¡Atención! No se trata de dibujar por fuera (ni unos escasos milímetros), sino de delinear por el contorno contiguo a la línea en lugar de sobre ésta. Para este cometido, es ideal el Lip Liner de Maybelline, fácil de usar y con una fórmula cubriente que se desliza con facilidad.

Paso 2: elegir y aplicar el labial. Jugando con los tonos, conseguiremos potenciar el efecto 3D para que nuestra boca se vea más carnosa. ¿Cómo? Aplicando un color un poco más claro en el centro del labio y otro más oscuro en los extremos. Los colores satinados y brillantes realzan visualmente el volumen del labio, mientras que los oscuros y mates lo empequeñecen. ¡Pero esto no quiere decir que las poseedoras de labios finos tengan que renunciar a los mates intensos y de tendencia! Una no se puede privar de la línea Color Sensation Matte Lip Color. Basta con seguir el truco del color claro en el centro del labio, o aplicar uno con pigmentos cobrizos que aporten luz.

Truco experto: el perfilado de la boca se suele realizar desde el centro del labio y hacia las comisuras. Sin embargo, es preferible marcar el centro de cada labio para tener una guía y maquillar a la inversa: desde la comisura hacia el centro. De este modo, conseguirás un labio perfectamente marcado y parado.

Más carnosa, más llamativa, más, más, ¡más!

 Quizá tengas una boca gruesa y, aún así, quieras más volumen. No te disculpes por ello, es una ambición comprensible y que no hace daño a nadie. Apuesta por un volumen labial de altos decibelios maquillando tus labios con tu tono preferido, el que más te favorece e ilumina la tez. Para definir bien tu potente materia prima, delinea los labios con el perfilador recreando una forma ligeramente mayor que la que tienes. Como remate, aplica un toque de brillo labial en el centro de los labios. Al crear este foco de luz central, conseguirás una boca aún más arquitectónica y tridimensional, no apta para tímidas. 

Asegurar la primera base

Ningún truco de maquillaje labial tendrá el éxito esperado si no cuidamos nuestros labios. Para tenerlos siempre suaves, tersos y confortables, intenta incluir la exfoliación en tu rutina de cuidados. Después, aplica una capa generosa de un buen bálsamo labial hidratante y nutritivo, como Baby Lips Moisturizing Lip Balm, y duerme con ella puesta. Te levantarás con unos labios increíbles, garantizado. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.