Labios agrietados: trucos para repararlos

No importa la estación del año, la verdad es que el tener los labios agrietados no depende mucho del clima (aunque sí ayuda) sino más bien de tus hábitos. ¿Sabes a qué nos referimos? Digamos que hay ciertos comportamientos y cuidados (o falta de ellos) que pueden provocar que tus labios no luzcan su mejor look. Así que para evitarlos te dejamos todos los tips que te serán de gran ayuda para demostrar todo tu cariño con unos besos ultra suaves. ¿Lista?

1. ¡Deja la ansiedad! Sabemos que de pronto tus días parecen una locura, y lo entendemos. Sin embargo tener hábitos marcados como el chuparte los labios cuando estás estresada, en lugar de ser un “escape”, se convierte en un problema grave para la piel. Recuerda que al mantener tus labios húmedos lo único que haces es que se hagan mucho más vulnerables y es mucho más probable que se sigan cuarteando que si no lo hicieras. ¡Evítalo!

2. No toques tus labios cuando están partidos. Resulta que puedes tener minúsculas aperturas en la piel, por lo que haces más probable que las bacterias de tus manos, entren en acción y puedas tener una infección.

3. ¡Ni se te ocurra quitarte la piel muerta o “partida” de tus labios, sabemos la ansiedad que el sentir tus labios partidos puede provocarte, sin embargo olvídate de arrancarte las áreas dañadas, ¡puedes hacer un daño mucho mayor!

4. Aplica la crema hidratante para tu rostro sin omitir la parte de tus labios, esto permitirá que el cuidado que le des a tu piel sea parejo. Solo procura que la cantidad no sea exagerada para que tu piel pueda absorber los nutrientes de forma sencilla.

5. Procura exfoliar tus labios al menos una vez cada quince días. Utiliza un poco de azúcar morena con unas cuantas gotas de miel natural, mezcla hasta que se haga un ligera masa y aplícalo sobre tus labios dando ligeros movimientos circulares. Ojo, no exfolies si están demasiado dañados.

6. Opta por un bálsamo labial con acción hidratante intensa. Prueba con Baby Lips, este bálsamo tiene una duración de hasta 8 horas después de que lo aplicas. Lo ideal es utilizarlo en dos momentos clave de tu día. El primero es cinco minutos antes de comenzar a maquillarte, la idea de esto es que tus labios absorban los nutrientes y queden listos para la parte del color. El segundo momento es después de desmaquillarte y antes de dormir para que el producto actúe en tu piel mientras duermes.

¡Cuida tus labios con estos tips!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.