Maquillaje de zombie: paso a paso para conseguirlo

Seguro que muchas mañanas te sientes un poco ‘walking dead’. Aunque ése no sea el momento de hacerte un maquillaje de zombie, sino más bien para una fiesta en la que dejar a todo el mundo boquiabierto con la verosimilitud de tu look salido de entre los muertos. Levántate y anda. Si es que puedes. ¡Esto es Halloween!

¿Noche de muertos? ¡Verás qué miedo!

Empecemos por lo primero: el rostro. Los no muertos, ya sabes, por muy activos que sean, no se caracterizan por su pinta de veranear en la soleada California. Una vez tengas limpia la cara, aplica una (o varias) capas de la base más clara que encuentres. SuperStay te garantiza larga duración y resistencia a roces, y a fe nuestra que lo más probable es que los tengas. Empléate a fondo para que el tono quede uniforme y muy, muy pálido y, a continuación, aplica corrector para conseguir un tono aún más homogéneo. Sella el resultado con los polvos más claros que tengas.

Mirada de ultratumba

Los no muertos no duermen, se pasan la noche bailando. Consigue unos ojos enmarcados en la noche más oscura del alma con tu arma secreta: EyeStudio Lasting Drama, un delineador en gel que es puro drama y con el que podrás recrear tu mirada zombie en un abrir y cerrar de ojos. ¿Un truco extra? Si añades un poco de sombra amarilla bordeando tus penetrantes ojeras, tendrás un aspecto aún más temible. 

Se juega con la comida

La dieta de los zombies es rica en materia gris. ¡O eso pretenden al alimentarse de cerebros! Intensifica a muerte el tono de tus labios con un tono púrpura que no admita dudas sobre tu actividad terrorífica, como el tono Deepest Cherry de Color Sensational Lip Color, y usa este mismo labial para crear venas sobresalientes y arañazos sanguinolentos. 

Zombies a la cabeza

Una vez tengas el look de maquillaje, te queda el cabello. Los no muertos pasan mucho tiempo bajo tierra, de modo que no se preocupan por tener un cabello limpio y resplandeciente. Peina toda tu melena hacia atrás y rocía con un poco de spray para mantener cada cabello bajo control. Después, espolvorea un poco de polvo de talco en la raíz para lograr un aspecto ceniciento y canoso.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.