Maquillaje para vestido amarillo

Aunque el amarillo está tristemente aureolado por la fama de causar mala suerte, lo cierto es que la psicología del color le atribuye cualidades positivas. La experiencia emocional de ‘enfrentarse’ al amarillo genera asociaciones de las que quizá no seamos conscientes, pero que pueden llegar a afectar positivamente a nuestro estado anímico. ¿O no anima siempre rodearse de color? 

Si te has decidido a introducirlo en tu vida (una buenísima idea, por cierto), aprende cómo usar el maquillaje para lucir un vestido amarillo de la forma más favorecedora. ¡Y ríete de tu sombra!

Entender la jugada

Reconozcámoslo: elegir el maquillaje que funciona con un Little black dress (o con uno igual de mini y coqueto, pero en blanco) no tiene excesivo misterio. ¡Todo cuadra! Sin embargo, cuando se trata de vestirse de un tono tan llamativo, marcado y original -no verás a demasiadas mujeres vestidas de amarillo de la cabeza a los pies-, la cosa se complica. 

Teniendo en cuenta que el vestido ya destaca mucho de por sí, apuesta por la naturalidad y la frescura. Usar una prebase te ayudará a que el maquillaje aguante más tiempo sin cuartearse, lo que es, de por sí, una oda a la piel en la que no se nota ni gota de producto. Prueba FaceStudio Primer, es perfecta para este cometido porque alisa e ilumina la piel. 

Trabaja el maquillaje de tu rostro en clave no-make up con una base lo más parecida posible a tu tono. Corrige cualquier imperfección como manchas, granitos, líneas de expresión o marcas y crea puntos de luz con la ayuda del iluminador en las zonas estratégicas: sienes, arco de la nariz, surcos nasogenianos, parte alta de los pómulos. 

Para el resto, aplica la máxima de maquillaje: ojos o labios. Warning! Esto no quiere decir que no debas maquillar el rasgo secundario, sino trabajarlo en un estilo más discreto. 

Maquillaje de ojos

Si te has decidido por potenciar tu mirada, te recomendamos usar sombras oscuras con las que hacerte un ahumado que se verá imponente sobre tu vestido amarillo. Es preferible que sean en acabado mate, sin purpurina ni irisaciones, para un look más sencillo y elegante. The Rock Nudes tiene lo que buscas. 

Maquillaje de labios

Si has elegido la boca como rasgo estrella, prueba un rosa o un marrón. ¿La opción más arriesgada? Sin duda, el rojo. Si ya es difícil pasar desapercibida con los labios pintados de rojo intenso, vestida de amarillo resulta una apuesta que te convertirá en el centro de todas las miradas. Elige el acabado con el que más a gusto te sientas, mate o brillo, y ¡a romper! En The Loaded Bolds hay uno para ti. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.