paleta de rubores

Paleta de rubores para el makeup perfecto

La paleta de rubores nos permite equilibrar nuestros estilismos a la vez que le damos un toque de color y dimensión a nuestro rostro. La clave para que este rasgo nos sume y no nos juegue en contra es conocer cómo aplicarlo y cuál es el indicado según nuestro tono y tipo de piel. ¡Prestá atención a estos trucos!

Cuando elegimos un blush son varias cosas las que tenemos que tener en cuenta: el tipo de piel para definir la textura y el acabado que nos queda mejor y el tono, para optar por un color que armonice con nuestro rostro a la perfección. ¿Lista para descubrirlo?

Cómo encontrar el rubor ideal

- Si tu piel tiende a ser oleosa: si el exceso de sebo te hace prestarle doble atención a los productos de maquillaje que usas, tienes que tener los mismos cuidados con el rubor. En este tipo de pieles se recomienda utilizar fórmulas con acabado matte y evitar a toda costa las satinadas. En cuanto a texturas, los rubores en polvo son los mejores ya que neutralizan el exceso de brillo. ¿Nuestra recomendación? La paleta Master Contour Palette de Maybelline que, además, cuenta con iluminador y tonalizador para hacer contouring. 

Cómo aplicarlo: Con la ayuda de una brocha, siempre empieza colocándolo desde el nacimiento del pelo a la altura de las orejas y yendo hacia el centro del pómulo.

- Si tu piel es seca: en este caso, los acabados satinados te van a aportar el toque de luminosidad perfecto y las fórmulas en crema que no se agrietan con el correr de las horas te van a quedar de maravillas. ¿Querés un súper tip? Si no encontrás un blush en crema que te encante, puedes reemplazarlo por un labial en barra y difuminarlo bien con una esponjita o tus dedos. ¡Queda fantástico!

Cómo aplicarlo: a la hora de colocar un rubor en crema la clave está en esfumar muy bien el producto y asegurarse de que quede simétrico a un lado y otro del rostro.

A la hora de definir el color, la regla que la mayoría de los maquilladores profesionales aplican es: si la piel es muy blanca, optan por los rosados en todas sus intensidades para darle color a las mejillas. Si es oliva, morena o trigueña, se inclinan por la gama de los naranjas, corales y nudes.

Ya tienes todos los consejos de experta para lucir un rostro fresco y radiante con la ayuda del rubor. ¡Prepárate para brillar!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.